Nueve hábitos a eliminar su vida para un 2017 de éxito

By | julio 10, 2017

¿Qué tal si deja de lado viejos hábitos y acaba bien el año?

Al comienzo de cada nuevo año, la mayoría de la gente redacta una lista con los objetivos que quiere cumplir. Sin embargo, serán pocos los que se materialicen antes de diciembre. Uno a uno, gran parte de los propósitos caerán en el olvido a lo largo del año, o en muchos casos, incluso en enero.

Empresarios, traductores y otros profesionales podrían ser más felices si abandonaran algunos malos hábitos que los perjudican, restan productividad y les impiden alcanzar éxito y satisfacción personal.

1. Abuso de las redes sociales y (peor aún) su uso durante la jornada laboral
Las redes sociales son la principal causa de procrastinación en el puesto de trabajo. Perderse entre publicaciones de Facebook puede ser divertido, pero conduce a la inoperancia y a la falta de concentración. No entre en Facebook, Instagram, Twitter y otras redes sociales en horario laboral. Igualmente, desconecte las notificaciones en su teléfono. Si alguien tiene una urgencia apremiante, se pondrá en contacto con usted a través de una llamada, no de un mensaje.

2. No sea multitarea
Un estudio realizado por la Universidad de Utah, en Estados Unidos, muestra un resultado bastante sorprendente: solo el 2 % de las personas tiene capacidad para realizar más de una tarea a la vez. Según esta investigación, el cerebro de los llamados supertasking es diferente del 98 % restante de la población. Siendo así, dado que la probabilidad de formar parte del grupo de los que realmente pueden llevar a cabo más de dos tareas a la vez es reducida, no malgaste tiempo intentándolo. Cuando quiera concentrarse en lo que tiene que hacer, cierre todas las ventanas del navegador y los programas de su ordenador, excepto las que sean indispensables para realizar la tarea que tiene entre manos.

3. Nada de comparaciones
Nunca se puede ganar en el juego de las comparaciones. Siempre existirá alguien más inteligente, más guapo, más rico y (aparentemente) más feliz. Los profesionales deben ser capaces de centrarse en sí mismos, en sus objetivos, salud y estado de ánimo.

4. Acabe con las protestas
De hecho, no vale la pena quejarse constantemente de todos los males del mundo y protestar por todo y por nada. Preste atención a lo que dice. Sus palabras no solo le afectan a usted, sino también a todos los de su alrededor. Cuantas más cosas más positivas diga, más cosas positivas sucederán. El profesional debe ser optimista.

Un cierto grado de escepticismo siempre es positivo, pero el pesimista no cambia el mundo, no motiva a los demás, ni tiene ideas innovadoras. El pesimista solo transmite su estado de ánimo a las personas de su entorno.

5. No pierda el tiempo con personas negativas
Si determinadas personas no lo aman ni lo apoyan, apártelas de su vida. Sin embargo, no se trata de buscar un enfrentamiento, sino de dejar de estar disponible para ellas. Estas personas no notarán su falta de disponibilidad, pues están muy centradas en sí mismas.

6. Líbrese de reuniones largas e innecesarias
Menos reuniones significan más productividad. Seleccione la reunión, exponga sus ideas, trate los puntos del orden del día y una vez hecho, siga con lo que tiene que hacer. Las reuniones deben ser productivas. Cree un orden del día para cada reunión con los temas que deba abordar. Cuando verifique los temas que tratará, pregunte también a sus compañeros en qué tarea están trabajando y cuál han finalizado ya. Este método funciona mejor y reducirá a la mitad el tiempo empleado en reuniones.

7. Deje de sabotearse a sí mismo
Muchos profesionales viven la vida escuchando una voz en su cabeza que constantemente les repite que “no son lo suficientemente buenos” o que “no son capaces”. Es importante dejar atrás este hábito y estimular otro más positivo que le haga ser productivo. Trabajar, hacer ejercicio y contribuir de forma positiva a la sociedad pueden ser algunos de los hábitos que pueden hacerle sentir más feliz, realizado y exitoso.

8. No se jacte de los objetivos que todavía no ha cumplido
En una conferencia de TEDGlobal en 2010, el empresario Derek Sivers explica la siguiente idea: cuando alguien anuncia al mundo los objetivos que pretende alcanzar, el cerebro entiende que ya los ha conseguido. Esto implica que el esfuerzo y la concentración necesarios para alcanzarlos será inferior.

9. Preocúpese solo de lo que está bajo su control
Si es empresario, recuerde que existen un sinfín de variables que están fuera de su control. No sirve de nada pasar las noches pensando y preocupándose por lo que no es posible resolver. Es una pérdida de tiempo, energía y recursos. Solo podemos controlar lo que comemos, lo que pensamos y lo que hacemos.

En lugar de centrarse en nuevos hábitos que adoptaremos o en nuevos objetivos que queremos perseguir, centrémonos en esos hábitos que nos frenan y nos impiden ser mejores e intentemos cambiarlos poco a poco o eliminarlos de nuestra vida para poder ser más productivos. Todavía quedan 5 meses hasta nochevieja. Si conseguimos acabar con algunos de estos hábitos negativos, habremos conseguido tener un año de éxito y más acorde con nuestras expectativas.

(Consulte también https://www.inc.com/chris-dessi/17-bad-habits-you-need-to-kill-in-2017-to-be-more-successful.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *